VUELTA AL COLE, EN EL HOSPITAL

En el marco de la celebración de su vigésimo quinto aniversario, la Fundación Hospital de Niños de La Plata lanza su tradicional campaña de donación de útiles escolares para la Escuela “Carlos Cometto”, que funciona dentro del Hospital de Niños “Sor María Ludovica”.

Hasta el miércoles 15 de marzo, las donaciones pueden acercarse a la sede de la fundación, en la calle 14 entre 64 y 65, de lunes a viernes en el horario de 9 a 16 horas. Vale aclarar que debido a las condiciones de salud de los niños, debe tratarse de productos NUEVOS (que no tengan uso).

“Nuestra función es garantizar el derecho a la educación en los momentos de tránsito del niño en situación hospitalaria”, explica Lidia Chiappino, directora de la escuela.  En la institución, los docentes trabajan con niños de todas las edades: desde los primeros días de vida hasta los 3 años, en atención temprana del desarrollo infantil; y a partir de allí, en el nivel inicial, primario y secundario.

Los productos de librería requeridos son:

  • Carpetas Nº3
  • Cuadernos tapa dura de 100 hojas
  • Lapiceras negra/roja/azul
  • Lápices
  • Resaltadores
  • Tijeras
  • Plasticola
  • Gomas de lápiz/tinta
  • Reglas de 30 cm.
  • Lápices de colores
  • Materiales para plástica (témperas, pinceles, papeles de colores, etc.)
  • Resmas A4 y legal
  • Cinta de embalar transparente y cinta tipo “scotch”
  • Corrector
  • Calculadoras
  • Cartulinas
  • Portaútiles
  • Sacapuntas
  • Broches 10/50 (para abrochadora)

La escuela fue creada hace 68 años, cuando un grupo de médicos advirtió que debido a un importante brote de poliomielitis los niños no estaban recibiendo educación. Desde entonces, los docentes realizan acreditaciones, boletines y comunicaciones permanentes con las escuelas de origen.

Los alumnos son todos los pacientes del hospital que están internados por diferentes problemas de salud en las salas, con el permiso médico y las normas de bioseguridad (tanto para los niños como para los docentes).

El trabajo es personalizado e individual y está enmarcado dentro de los contenidos curriculares de todas las escuelas de la provincia. Las maestras, que están especializadas, comienzan el día en la sede escolar, preparando sus canastas con todos los materiales que van a necesitar sus alumnos. Y desde allí se trasladan a las salas correspondientes.

Como dice Lidia, las clases de la escuela hospitalaria no son sólo para aprender: “es lo único que les queda de la rutina, porque pierden sus amiguitos, sus compañeros, la casa, el ir y venir con la mochila… En este contexto, la escuela los resignifica a ellos, les otorga mayores defensas para su salud. Los chicos saben que van a tener una nota, que no van a perder el año. Y eso los tranquiliza a ellos y a sus padres”.

¡Gracias por acompañarnos una vez más!

Compartir:

Formulario de contacto rápido

Newsletter

Recibí información en tu correo

Código QR Data Fiscal

Data Fiscal

Link a la información fiscal de la institución